Césped y jardín

Trabaje menos yardas con 4 estrategias inteligentes


Ya sea que se trate de los brotes coloridos que se alinean en la pasarela delantera o de las camas en flor en la parte trasera, incorporar un exuberante jardín en su paisaje puede dar sus frutos. Si bien el tiempo dedicado a sembrar semillas bien vale la pena, tiende a ser más agradable cuando se puede minimizar las horas de trabajo bajo el sol ardiente. Pruebe estas cuatro estrategias para ayudar a eliminar los dolores de jardinería y hacer que sus experiencias al aire libre sean mucho más gratificantes.

1. Elija plantas sabiamente
Deberá comenzar investigando variedades de plantas que estén en línea con su zona de resistencia del USDA, así como especies resistentes a las enfermedades. Si las flores que requieren poco mantenimiento son más rápidas, considere las plantas anuales como lobelia, impatiens o begonias fibrosas, que continúan floreciendo sin necesidad de un punto muerto constante.

Además, tenga cuidado con los "myrtles fértiles", anuales como caléndulas o cleome que se vuelven a sembrar si no se deshace de las flores gastadas que se caen. Si está interesado en mantenerlos en el diseño de su jardín, déjelos sembrar por sí mismos; pero si no, muerto para evitar que se hagan cargo.

2. Planifique su arreglo
Agrupe las plantas más sedientas en un solo lugar. Esto mejorará la eficiencia del riego, ya que puede atender todas estas variedades de alto mantenimiento a la vez, en lugar de hacer múltiples viajes por el jardín. Luego, ahorre horas que hubiera gastado en estacar y apuntalar plantas más delicadas y flexibles simplemente colocando variedades rígidas y voluminosas frente a ellas.

El trabajo del césped es fácilmente una de las tareas de jardinería más tediosas. Haga las cosas más fáciles evitando el césped en áreas inclinadas y cambiando las cubiertas del suelo para que no se encuentre empujando una cortadora de césped cuesta arriba. También es aconsejable pasar el césped en áreas que no tienen soluciones de drenaje fuertes.

Y no pase por alto la importancia del almacenamiento conveniente de herramientas: considere comprar un contenedor decorativo que pueda llevar consigo mientras cuida el jardín, para que no tenga que caminar al cobertizo o al garaje cada vez que necesite algo. Compre herramientas con mangos de colores brillantes, ya que estos fácilmente llamarán su atención si se quedan atrás.

3. Actualice su rutina de agua
Invertir en un sistema cronometrado bien vale la pena. Las mangueras de remojo con pequeños poros que se extienden a lo largo del tubo son más inteligentes que su manguera o rociador estándar, lo que resulta en una escorrentía, menos evaporación y el lujo de poder relajarse o completar otras tareas mientras van a trabajar. Programe el sistema para que comience temprano en la mañana para obtener mejores resultados.

En los días que corta el césped, deje los recortes en lugar de limpiarlos. ¡Este truco no te hace flojo! Más que ahorrarle un esfuerzo extra, también ayuda a sombrear el césped y conservar el agua.

4. Eliminar las malas hierbas
Para comenzar, siembre densamente y cubra con mantillo libremente alrededor de sus parterres para desalentar las malezas no invitadas, pero libere la guerra contra las especies existentes cuando el suelo esté húmedo. Si bien puedes tratar de sacar las malas hierbas por las raíces, otra solución simple es cortarlas y dejar que se marchiten. Si unen fuerzas para formar una estera gruesa, use una pala afilada para cortar el suelo debajo de ellas, luego voltee las malezas para enterrarlas. Esto garantizará la seguridad de sus flores y también nutrirá el suelo cuando las malezas se descompongan.


Ver el vídeo: Trabajo duro VS Trabajo Inteligente - Claves Para Ser Más Efectivo (Junio 2021).