Hoy en día, muchos propietarios se esfuerzan por lograr un ambiente de vida con sus opciones de diseño de interiores. ¿Quién quiere muebles que parecen recién salidos de un catálogo? ¿O un proyecto de paleta que anuncia el hecho de que se hizo el fin de semana pasado? Esos mismos aficionados al bricolaje que hacen todo lo posible para angustiar la madera para que sus muebles irradien un atractivo vintage tampoco quieren nuevos acentos metálicos que sobresalgan como un pulgar dolorido. ¿La solución? Envejezca el metal para ocultar la génesis reciente de sus muebles mientras crea un sorprendente acabado decorativo. A diferencia de materiales como el vidrio o el azulejo, el metal puede incluso verse mejor con un poco de pátina antigua que en su estado impecable, tanto que tal vez quieras envejecer todos tus acentos metálicos. Afortunadamente para los aficionados al bricolaje, la posibilidad de envejecer el metal usted mismo no tiene que darle canas. Siga leyendo para aprender cómo quitar el brillo de la plata, el cobre y el hierro fundido con un mínimo de pasos y materiales.

Para ayudarlo a descubrir la mejor manera de envejecer el metal, describimos los siguientes tres métodos:

  1. Coloque plata en una bolsa de congelador con la yema de un huevo duro para lograr una rica pátina.
  2. Remoje el cobre en una solución de agua y fijador rápido para envejecer el metal. O, para una pátina verde azulada, sumérjala en una mezcla de agua, vinagre y sal.
  3. Mueva ligeramente el hierro fundido con un martillo o pase papel de lija por la superficie.

Método # 1: Cuando el azufre se encontró con plata

MATERIALES Y HERRAMIENTAS Disponibles en Amazon
- Jabón para platos
- Guantes de plástico
- Olla grande
- Agua
- Huevos (uno o dos)
- Bolsa de plástico para congelador
- Toalla de papel (opcional)
- Ropa suave

NOTA: Esta técnica funciona mejor en plata esterlina de 92.5% de pureza o menos.

PASO 1
Antes de envejecer la plata, lávela a mano con jabón y agua fría para eliminar los aceites superficiales. Póngase guantes limpios antes de manipular la plata lavada para evitar que el aceite de sus dedos se transfiera a la pieza.

PASO 2
Lleve a ebullición una olla de agua, agregue un huevo (o dos, para piezas de plata más grandes) y cocine hasta que el huevo esté duro. Retire el huevo de la olla y ábralo, separando la yema de la clara.

PASO 3
Coloque la plata en una bolsa de congelador con la yema desmenuzada del huevo duro, pero no deje que la yema toque la plata. (Si se tocan, puede terminar manchándose su nueva pátina). Para piezas de plata más grandes, es posible que necesite usar una toalla de papel para separar el metal de la yema. Selle la bolsa y déjela reposar de seis a ocho horas. La plata pronto comenzará el proceso de envejecimiento, gracias al azufre en los huevos.

ETAPA 4
¡Es hora de desatar el poder de la ciencia! Abra la bolsa al aire libre para que los vapores de azufre no invadan su hogar. Retire y limpie la plata envejecida con agua y jabón, puliendo suavemente los puntos altos con un paño limpio para revelar una rica pátina.


Método # 2: foto-acabado de cobre

MATERIALES Y HERRAMIENTAS Disponibles en Amazon
- Jabón
- Agua
- Estropajo de acero
- Bandeja de plástico poco profunda
- Arreglador rápido (encontrado en tiendas de cámaras)
- Vinagre (opcional)
- Sal (opcional)
- Guantes
- Cepillo de cerdas suaves
- Spray sellador de cobre

PASO 1
Limpie el cobre con agua y jabón para eliminar los residuos de la superficie, luego frótelo con lana de acero.

PASO 2
Llene una bandeja de plástico poco profunda con una solución de dos cucharadas de agua y una cucharada de fijador rápido, un líquido utilizado para el procesamiento fotográfico. Si prefiere el cobre con una tez verde azulada, cambie el fijador rápido por una solución de partes iguales de vinagre y sal.

PASO 3
Póngase guantes y sumerja el cobre limpio en la solución por hasta 10 minutos. También puede usar un cepillo para cubrir la superficie del cobre.

ETAPA 4
Retire el cobre del tazón y déjelo secar al aire por completo para revelar una pátina oscura o un tinte turquesa desgastado, dependiendo de los ingredientes que seleccionó en el Paso 2.

PASO 5
Enjuague el cobre en agua fría. Permita que la pieza se seque por completo antes de recubrirla con un spray de sellado de cobre de secado rápido, que mantendrá su belleza en los años venideros.


Método 3: hacer una impresión en hierro fundido

MATERIALES Y HERRAMIENTAS Disponibles en Amazon
- Martillo
- Papel de lija (opcional)
- Mascarilla antipolvo (opcional)
- Ropa suave
- Cepillo de pintura
- Solución anticuaria
- pintura de hierro fundido
- Barniz transparente

PASO 1
Coloque cualquier pieza decorativa de hierro fundido sobre una superficie resistente. Usando el extremo de la garra de un martillo, coloque ubicaciones aleatorias en el hierro fundido hasta que haya logrado un patrón rugoso y desigual. Si prefieres una pátina menos tosca, pasa un trozo de papel de lija de grano fino por el hierro fundido para crear manchas más sutiles. No olvide usar una máscara antipolvo cuando use papel de lija para no inhalar virutas finas de metal.

PASO 2
Limpie el polvo de metal del hierro fundido con un paño suave.

PASO 3
Para completar el aspecto de una superficie de hierro fundido realista y rústica, aplique un acabado antiguo comprado en la tienda o algunas capas de pintura amigable con hierro fundido, seguido de barniz transparente.